sábado, 31 de diciembre de 2011

El IVA en Europa y el Próximo Incremento del Impuesto del Valor Añadido en España

de La Historia con Mapas 

Los expertos coinciden en que el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy no tendrá más remedio que aumentar este impuesto en dos o tres puntos para recaudar más y contribuir a equilibrar las maltrechas arcas del Estado y de las autonomías, que reciben el 50% de los ingresos de este tributo. Otra de las vías para obtener un buen volumen de ingresos son los impuestos que gravan los carburantes, los alcoholes y el tabaco, según la opinión de los expertos. Despachos tributarios, empresas y comercios trabajan ya con la hipótesis de una próxima subida de uno a dos puntos en el IVA, del 18% actual al 20%.

En el PP, que rechazaba cualquier alza impositiva, ya no son tan tajantes. El secretario de Economía y Empleo de esta formación, Álvaro Nadal, afirmó esta semana que las subidas fiscales son un «mal recurso» para una economía «precaria» como la española. Aún así contestó así a la pregunta de si iban a subir ese gravamen durante una entrevista en Onda Cero: «No, no le digo que no».

El margen para alzas en el impuesto de la renta (IRPF) es limitado. En Catalunya, las rentas más altas ya tributan al 49%, el tipo más alto del Estado. «Desde la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) hasta la Comisión Europea se ha recomendado una subida del IVA y de los impuestos especiales», dice Valentí Pich, presidente del Consejo General de Colegios de Economistas.



En el informe de primavera de Bruselas se recomendaba «estudiar el ámbito para reducir el nivel de las cotizaciones a la Seguridad Social para reducir los costes laborales no salariales de forma neutra para el presupuesto, por ejemplo modificando la estructura y los tipos del IVA y los impuestos sobre la energía». 

El tipo general de este impuesto está por debajo tanto de la media de la Unión Europea (UE) como de la zona del euro, ya que son de casi el 21% y casi el 20%, respectivamente. Además, países rescatados, como Grecia, Irlanda o Portugal tienen unos tipos del 23%, 21% y 23%, respectivamente. Italia, que ha sufrido virulentos ataques de los mercados como España, tiene un tipo del 20%.

«El IVA es un tributo indirecto, con una recaudación relativamente rápida», asegura Eduardo Berché, catedrático de Derecho Tributario de la Universitat Ramon Llull. «Un aumento de uno o dos puntos no afecta apenas al consumo, sí que desincentiva si es mucho mayor», agrega. En todo caso, en su opinión, una de las prioridades debería ser «la racionalización del gasto público. Lo que el ciudadano no entiende es que no se recorten gastos y, en cambio se suban los impuestos». Por eso defiende a la vez gravar las rentas más altas. También el consejo de asesores del president de la Generalitat, Artur Mas, el CAREC, recomienda subir el IVA, a la que vez que se recortan las cotizaciones sociales. «El IVA, en el actual proceso de armonización fiscal muestra suficiente recorrido hacia las medias europeas», afirman.


Otra herramienta para recaudar son los impuestos especiales. «Subiéndolos en un 50% nos situaríamos en la media europea», afirma Berché. Para este doctor en Derecho, habría una doble excusa para la subida: financiar el déficit sanitario porque en España se da más servicio que en el resto de Europa y el impacto del tabaco o el alcohol en la salud de los ciudadanos.

Seis profesores de IESE han incluido el incremento de los ingresos públicos entre las prioridades que debe tener el nuevo Gobierno. Xavier Vives, Alfred Pastor, José Ramón Pin Arboledas, Antonio Argandoña, Javier Díaz-Giménez y Sandalio Gómez consideran que, además de inspirar confianza, el nuevo Ejecutivo debe aumentar los ingresos públicos, reformar el mercado de trabajo y equilibrar el sistema fiscal.

Argandoña recuerda que el IVA es el único gravamen con auténtica capacidad recaudatoria. «Hay margen para subirlo y, además, no afecta a las exportaciones, que es el ámbito económico más dinámico en la actualidad», asegura. Además del IVA, que todos los ciudadanos pagan independientemente de sus ingresos o nivel de renta, los expertos recomiendan aumentar la tributación de las rentas más altas o las del capital más especulativo.

El último informe del CAREC, organismo asesor del president de la Generalitat, destaca que «hay margen para incrementar el gravamen de las plusvalías a corto plazo más allá del 19%-21% actual, hecho que permitiría equilibrar el diferencial en el trato con otras rentas sin perjudicar las relativas al ahorro».


Fuente: El Periódico