domingo, 4 de septiembre de 2011

MUSEO DEL PENE

de La Mazmorra de lo Grotesco 


Normalmente en Septiembre, los kioscos comienzan a publicar colecciones de todo tipo: maquetas, libros, casas de muñecas... Y por supuesto el repertorio es para todos los gustos. No hay límites para la imaginación. Por lo menos eso es lo que piensa el señor Sigurdur Hjartarson, orgulloso poseedor de una inmensa colección de penes.

Hace cierto número de años, el señor Hjartarson decidió dedicarse a conseguir todos los órganos sexuales que podía, para lograr, al cabo del tiempo, la mayor recopilación de falos del planeta. 

Actualmente se exhiben en su museo de Húsavik, Islandia, unas 300 piezas de más de 90 especies distintas. En su museo Falológico se pueden contemplar penes de todo tipo y naturaleza, desde el micropene de un hámster, de unos 2mm, hasta el de un cachalote, con 70 kilos de peso y 1,7 metros de largo. 


Por si fuera poco, también se exponen representaciones de los supuestos falos de criaturas de la mitología nórdica como duendes, enanos, elfos o incluso trolls.

Curiosamente, en la colección falta una pieza imprescindible, que es un pene humano. Pero tranquilos, hay un buen número de voluntarios que se han ofrecido a donar sus órganos sexuales para la posteridad.

Sigurdur Hjartarson abre su museo de mayo a septiembre, de 12 a 18 horas. Pero si vais fuera de temporada, tan solo teneis que llamarle y Sigurdur, tras contestar con su falófono, estará encantado de concertaros una visita privada.




 Las lámparas son lo que parecen, testículos.