domingo, 14 de agosto de 2011

Una mini central eléctrica no contaminante

de VeoVerde 




Hacer grandes centrales térmicas o enormes represas podría dejarse de lado si el diseño de generadores no contaminantes se expandiera en el mundo. Esta mini central hidroeléctrica podría instalarse en cualquier río y sirve para solventar el gasto eléctrico de una familia. La gracia es que no contamina ni un poco y su instalación es muy fácil.

Claro que es una buena idea, pero lamentablemente al mundo empresarial le gusta apostar en grande, y no ha habido todavía una empresa que transforme esta idea en un proyecto solvente económicamente. La idea es muy simple: una rueda flotante que en su interior tiene un sistema de generación eléctrica.
Entre las características que la hacen un invento genial, está su operatividad sumamente silenciosa, es muy fácil de instalar o de cambiar de lugar, puede funcionar sin parar las 24 horas del día y todos los días del año, no interrumpe el curso de los ríos donde se instala, se ajusta automáticamente al nivel del agua.

La idea es que en lugares de difícil acceso, o donde sea muy caro hacer llegar las líneas de transmisión, se instalen estas micro centrales. Y si no alcanza la electricidad que genera, se puede instalar otra rápidamente.


Para la iluminación de puentes

Vía hydro-electric-barrel.com