domingo, 14 de agosto de 2011

La bicicleta que cambia de marchas con “el poder de tu mente”

de Gizmodo ES 



Aunque el titular pueda llevar a equívocos no es esta una bicicleta pensada para caballeros Jedi, no. Aunque esta Concept Bike puede que sí os suene un poco a historias de otra galaxia.

El fabricante estadounidense de bicicletas Parlee (con la colaboración del gigante automovilístico Toyota) ha ideado este modelo futurista en el que podremos cambiar las marchas sin apretar ninguna leva ni pedal, simplemente con el poder de nuestra mente. ¿Cómo funciona? Os explicamos más, con vídeo adjunto, tras el salto

Las bicicletas actuales más modernas nada tienen que ver ya con las que se fabricaban hace 10-15 años. Los materiales son cada vez más ligeros y se emplean túneles de viento para hacer las bicis lo más aerodinámicas posibles. Ahora, siguiendo con esta idea de facilitar cada vez más la labor de los ciclistas, parece que en breve estos podrían ahorrarse el trabajo de cambiar de marchas…




Los responsables del proyecto lo definen en una frase un tanto rimbombante: “Siempre que creas algo nuevo existe la posibilidad de hacer algo diferente. El objeto puede ser diseñado de una manera realista o puedes aventurarte en el terreno de lo desconocido con la esperanza de hacer algo mejor de lo que había antes”.



El pasado mes de abril empezaron con el diseño y los primeros bocetos y el modelo de prueba definitivo se ha empezado a ensamblar hace poco. Para las primeras pruebas diseñaron una aplicación para iPhone que ejercía las labores de las palancas de cambio. En una primera etapa estos cambios se hacían presionando un par de botones en la pantalla, pero en una segunda fase se ha conseguido que este proceso se realice con “los poderes” de la mente humana. Nos explicamos mejor.




Mediante la aplicación de una serie de neurosensores en el ciclista, se captaba la actividad cerebral que este producía al subir o bajar los platos “manualmente”. Una vez “registradas” estas órdenes, y aplicando un complejo algoritmo, instalaron en el casco unos neurotransmisores que de manera inalámbrica debían transmitir las órdenes al iPhone, que ahora aplicaba los cambios automáticamente. ¡Y funcionó! O eso parece en el vídeo. ¡Espectacular!





Este prototipo es uno de los proyectos de i+D que Toyota financia bajo su programa “Prius”. Por otro lado “La bici es un diseño experimental, no pensamos en sacarla al mercado”, aclara uno de los creadores. ¡Qué lastima! Aunque este modelo experimental todavía no puede ser útil a los ciclistas profesionales (en realidad entre la “mochilita” y el dispositivo electrónico no se hace más que añadir peso al conjunto, un paso atrás), todo es empezar y tener la idea.
Igual con los años nuestros nietos aprenderán a ir en bici con uno de estos cascos. Quien sabe. Desarrollando esta idea al máximo igual en un futuro podremos dar órdenes muchas más complejas a nuestro vehículo (se empieza con una bici y se aplicará seguro al final a los coches), y puede que llegue el día en que podamos circular perfectamente con los brazos cruzados mientras nos rascamos el tobillo con la uña del dedo gordo del otro pie. ─ [DailyMail]