martes, 26 de julio de 2011

INgSOC, la bicicleta futurista sin sentido

de Gizmodo ES 


A veces la búsqueda de diseños innovadores no hace perder un poco el norte y no darnos cuenta de que aparte de bonicos y futuristas, lo principal es que al menos físicamente tendrían que tener algún sentido y mejorar lo anterior. Aquí tenéis un claro ejemplo de una bicicleta muy chula sí, pero que no tiene ni pies ni cabeza y nos demuestra como a veces el diseño es más una lacra que otra cosa.


La INgSOC es un concepto que ha sido diseñado por Edward Kim y Benny Cemoli, pero quitando su aspecto agresivo y visualmente “atractivo”, aunque esto es relativo, lo que está claro es que no parece que hayan pensado ni en la física ni en la ergonomía.

Vale, queda muy bonico el que utilice un sistema híbrido que combine las pedaladas con un motor eléctrico, que se olviden de los radios de las ruedas, que tenga un cuadro totalmente diferente a lo que existe y que hasta tenga un dock para smartphones.

Pero es que ninguna de esas cosas tiene sentido tal como las han diseñado, convirtiéndose en un engendro incómodo, que te obliga a tomar la postura de un mutante de Fallout, que es mucho más frágil que una bici normal y que básicamente no aporta ninguna ventaja salvo el que al ser tan extraña te la roben cuanto antes por el bien de tu espalda.

Aún así parece ser que están empeñados en crear un prototipo real gracias a la Universidad de Nuevo México. En el enlace al final podréis ver más detalles de la bici y descubrir más diseños infames de lo más variopintos. [Exquisite Thesis]